Caso 1: blanqueamiento