Llega el verano y los niños dicen adiós a las clases y empiezan un periodo de vacaciones, ocio y diversión. Con ello, se producen cambios en la rutina como acostarse más tarde, comer fuera de casa, picar entre horas, deportes al aire libre… pero no tienes que descuidar tu salud bucodental.

En la época estival aumentan los riesgos de traumatismos dentales y riesgo de caries en nuestros pequeños.

Desde Clínica Calvarro te hacemos una serie de recomendaciones para evitar todos estos contratiempos:

  1. No olvidar echar en la maleta el kit dental. Aunque cambiemos los hábitos, no debemos perder las buenas costumbres y recordar a nuestros hijos que es fundamental lavarse los dientes después de cada comida, y sobre todo, antes de ir a la cama.
  2. Evitar picar entre horas alimentos tipo snack, como estamos de vacaciones y se merecen algún capricho, es mejor hacerlo antes de las comidas y asegurarnos que después se cepillan los dientes.
  3. No abusar de bebidas refrescantes azucaradas y helados. Es mejor sustituirlos por frutas fresquitas o zumos naturales hechos en casa. Las bebidas y zumos envasados contienen altos niveles de azúcar y la ingesta de estos azúcares encubiertos aumenta el riesgo de caries.
  4. Beber mucha agua. Para evitar que se nos reseque la boca y disminuya la saliva favoreciendo la aparición de bacterias formadoras de placa.
  5. Precaución en la piscina y en la práctica de deporte. La mayoría de los traumatismos dentales se producen por el impacto en el suelo o alrededores de las piscinas. Es importante que enseñemos a nuestros hijos las zonas seguras para poder saltar, y en vez de correr, andar y llevar cuidado con los deportes al aire libre.
  6. Aprovecha el periodo vacacional para visitar al dentista para una revisión periódica, y prevenir problemas de caries y maloclusiones dentales.
  7. Protege los labios también del sol. Pon una buena crema protectora, ya que el sol es un factor de riesgo para el cáncer oral.

Disfrutad las vacaciones en familia, pero sin poner en riesgo vuestra salud bucodental, y ya sabéis que para cualquier consulta podéis venir a visitarnos.

                                                                                  ¡Feliz Verano!