Durante el embarazo, la mujer sufre ciertos cambios en su cuerpo, tanto fisiológicos como hormonales, y dichos cambios, pueden afectar a su salud bucodental. Es importante el cuidado bucal durante el periodo gestante, ya que los últimos estudios, demuestran la relación entre periodontitis y parto prematuro y bajo peso del bebé al nacer. Durante el embarazo, hay más sangre circulando por el cuerpo, más ácidos en la boca y aumentan los niveles hormonales, y todo esto puede acarrear problemas en la salud dental de la mujer, como:

  1. Gingivitis: Las encías están enrojecidas, inflamadas y sangran con el cepillado. Los altos niveles de progesterona, pueden provocar una gingivitis, que de no tratarse, podría derivar en periodontitis.
  2. Caries Dental: Los ácidos contenidos en el vómito de los primeros meses de gestación, pueden erosionar el esmalte dental produciendo caries en los dientes.
  3. Movilidad dentaria: Durante el embarazo, los cambios hormonales preparan a la mujer para el parto, aumentando la elasticidad de los ligamentos que unen los huesos de la pelvis al canal del parto, esta distensión afecta también a los tejidos de soporte, de ahí que puedan percibir cierta movilidad en algunos dientes.

Para evitar estas complicaciones, la mujer gestante debe saber, que es fundamental un buen cuidado y mantenimiento de la salud bucal, por ello os doy algunas recomendaciones:

  1. Visite a su Odontólogo en el momento que sepa que está esperando un bebé, a veces, simplemente con una revisión y una limpieza dental, puede ser suficiente, y durante el embarazo, a la mínima molestia o síntoma que note, no dude en consultar con un profesional, para evitar complicaciones mayores. La mayoría de tratamientos se pueden realizar durante el embarazo, sin riesgos para el feto, excepto radiografías.
  2. Seguir una estricta y correcta higiene dental, cepillar los dientes después de cada comida, con un dentífrico con flúor para fortalecer el esmalte y usar seda dental para limpiar entre los dientes, y así, prevenir la caries. Si no sabe cómo debe cepillar sus dientes o utilizar el hilo dental, pregunte a un profesional y estará encantado de darle instrucciones básicas de higiene.
  3. Si tiene vómitos, utilice un colutorio después para eliminar los ácidos de la boca.
  4. Lleve una dieta nutritiva y sana, rica en frutas, verduras y lácteos, además, nutrientes como el calcio, proteínas, vitaminas A, C y D, ayudan a los dientes de su bebé a crecer sanos.

Siguiendo estos consejos y recomendaciones, no debe tener ninguna complicación durante su embarazo, en Clínica Calvarro estaremos encantados de ayudarle ante cualquier duda.